Solución de problemas de cerraduras magnéticas: Guía de solución de problemas

Última actualización el 2 de mayo de 2024 por Vicente Zhu

Esta guía proporciona una descripción general de los problemas comunes que pueden surgir con las cerraduras magnéticas de las puertas y ofrece consejos para la solución de problemas para ayudar a diagnosticar y resolver estos problemas. Los temas cubiertos incluyen problemas de suministro de energía, desalineación, problemas eléctricos y otras causas comunes de fallas en las cerraduras magnéticas de las puertas.

La cerradura magnética no funciona.

Cerradura magnética no bloquea

Si tiene una cerradura magnética que no funciona correctamente, verifique lo siguiente:

  • Compruebe la fuente de alimentación: Asegúrese de que la cerradura magnética esté recibiendo energía. Es posible que la cerradura no funcione correctamente si la fuente de alimentación no funciona. Verifique que la fuente de alimentación esté enchufada y funcione correctamente.
  • Compruebe el cableado: El problema puede ser el cableado que conecta la cerradura a la fuente de alimentación y al sistema de control de acceso. Verifique para asegurarse de que todos los cables estén conectados correctamente y no dañados. Si hay algún problema con el cableado, repare o reemplace los componentes afectados según sea necesario.
  • Revisa el Sistema de Control de Acceso: El sistema de control de acceso también puede ser el problema. Asegúrese de que el sistema funcione correctamente y que la cerradura esté correctamente programada. Si es necesario, reinicie el sistema de control de acceso y reprograme la cerradura.
  • Verifique la alineación de la puerta: Si la puerta no está alineada correctamente, es posible que la cerradura magnética no funcione correctamente. Verifique el marco de la puerta y la placa de contacto para asegurarse de que estén correctamente alineados. Ajuste el marco y la placa de contacto para asegurarse de que estén correctamente alineados.
  • Compruebe la placa de armadura: La placa de armadura es la placa de metal a la que se adhiere el imán cuando la puerta está cerrada. Verifique que la placa esté limpia y libre de residuos. La suciedad, el polvo o los residuos en la placa pueden impedir que la cerradura funcione correctamente. Limpia bien la placa e intenta desbloquear la puerta nuevamente.
  • Compruebe el imán: El imán es parte de la cerradura que se adhiere a la puerta y la mantiene en su lugar. Si el imán es débil o está dañado, es posible que no pueda sujetar la puerta correctamente. Revise el imán en busca de signos de daño, como grietas o roturas. Si el imán está dañado, reemplácelo por uno nuevo.
  • Compruebe el controlador: Si el bloqueo magnético aún no funciona después de probar los consejos de solución de problemas anteriores, podría ser un problema con el controlador. Asegúrese de que el controlador funcione correctamente y sea compatible con el bloqueo magnético. Si es necesario, reemplace el controlador por uno nuevo.

La cerradura magnética no se bloquea.

Electrónica defectuosa

Si una cerradura magnética (mag lock) no cierra, podría deberse a varias razones. A continuación se detallan los pasos y consideraciones para solucionar el problema:

  1. Obstrucciones o partículas extrañas: La suciedad, la mugre u otros residuos entre la cerradura y la placa de armadura pueden impedir una conexión sólida. Limpie tanto la cerradura magnética como las superficies de la placa de armadura.
  2. Bobina magnética fallida: Si falla la bobina magnética dentro de la cerradura, la cerradura no producirá la fuerza magnética necesaria. Si ha eliminado otras causas potenciales y la cerradura no funciona, podría ser el momento de reemplazarla o hacerla reparar.
  3. Prueba con una fuente de energía directa: Evite el sistema de control de acceso o cualquier otro intermediario y conecte la cerradura magnética directamente a su fuente de alimentación. Esto puede ayudarlo a identificar si el problema radica en la cerradura o en un sistema externo.
  4. Temperatura y clima: Si la cerradura está en un lugar con temperaturas extremas, podría afectar su funcionamiento. El frío puede reducir la eficiencia del campo magnético y el calor excesivo puede provocar un mal funcionamiento de los componentes. Asegúrese de que la cerradura esté clasificada para el entorno en el que está instalada.
  5. Úsese y tírese: Como todos los dispositivos, las cerraduras magnéticas pueden desgastarse con el tiempo. Si la cerradura es vieja y ha tenido un uso intensivo, podría ser el momento de reemplazarla.

El bloqueo magnético no se abre.

Si la cerradura magnética de su puerta no se abre, aquí le ofrecemos algunos consejos para solucionar problemas:

  1. Accionamiento manual: La mayoría de las cerraduras magnéticas tienen un control manual, que puede ser un botón o un interruptor de llave. Presione esto para intentar liberar el bloqueo.
  2. Tiempo de retardo: Algunas cerraduras magnéticas tienen una función de retardo de tiempo. Esto retrasa la liberación de la cerradura durante un cierto período después de recibir el comando de liberación. Compruebe si esta función está activada y configurada correctamente.
  3. Fallos internos: Las cerraduras magnéticas tienen componentes internos que pueden fallar con el tiempo. Si has comprobado todo lo demás y el bloqueo aún no se abre, puede que sea el momento de reemplazarlo.
  4. Seguridad y cumplimiento: Asegúrese siempre de que las salidas de emergencia no estén comprometidas. En muchas jurisdicciones, el uso de cerraduras magnéticas en determinadas puertas es ilegal sin un sistema a prueba de fallos. El bloqueo debe desbloquearse durante cortes de energía u otras emergencias.

Recuerde, la seguridad es lo primero. Si se utiliza una cerradura magnética en una salida de emergencia, debe tener una forma de desbloquearse en caso de emergencia. Asegúrese siempre de cumplir con los códigos y regulaciones de seguridad locales.

La cerradura magnética de la puerta se está calentando.

A continuación se ofrecen algunos consejos de solución de problemas comunes que le ayudarán a identificar y solucionar el problema:

  • Compruebe el voltaje: Asegúrese de que el voltaje que va a la cerradura magnética esté dentro del rango recomendado. Si el voltaje es demasiado alto, puede causar que la cerradura se sobrecaliente. Verifique las especificaciones del fabricante para asegurarse de que el voltaje esté dentro del rango recomendado.
  • Compruebe el cableado: El cableado que conecta la cerradura a la fuente de alimentación puede ser el problema. Verifique que todos los cables estén conectados correctamente y que no estén dañados. Si hay algún problema con el cableado, repare o reemplace los componentes afectados según sea necesario.
  • Compruebe la ubicación de la cerradura: Si la cerradura magnética está ubicada en un área con altas temperaturas o luz solar directa, puede causar que la cerradura se sobrecaliente. Considere mover la cerradura a un lugar más fresco o instalar una cubierta protectora para protegerla del sol.
  • Compruebe la capacidad de carga: Si el bloqueo magnético se utiliza para asegurar una puerta demasiado pesado para su capacidad de carga, puede provocar que la cerradura se sobrecaliente. Verifique las especificaciones del fabricante para asegurarse de que la cerradura esté clasificada para soportar el peso de la puerta.

Para obtener más consejos para la solución de problemas de cerraduras de puertas magnéticas, consulte este video:

¿Cómo solucionar problemas de cerraduras de puertas magnéticas?

Bloqueo magnético atascado

Cómo eludir la cerradura magnética de la puerta

Si su cerradura magnética se atasca, aquí hay algunos pasos para solucionar y solucionar el problema:

  1. Compruebe la fuente de alimentación: Las cerraduras magnéticas funcionan utilizando una fuerza electromagnética. Es posible que no se liberen correctamente si no reciben la cantidad adecuada de energía. Confirme que la fuente de alimentación esté conectada y funcionando correctamente. Verifique que la fuente de alimentación proporcione el voltaje y la corriente nominal correctos según lo requiere el bloqueo magnético.
  2. Examinar la posición de la puerta: Si la puerta no está alineada correctamente, podría ejercer una presión excesiva sobre la cerradura magnética y provocar que se atasque. Asegúrese de que la placa de la armadura y el imán se alineen correctamente. Incluso una ligera desalineación puede causar problemas.
  3. Inspeccionar en busca de escombros: La suciedad, la mugre u otras partículas extrañas entre la cerradura y la placa de armadura pueden dificultar la liberación adecuada de la cerradura. Limpia ambas superficies para asegurarte de que estén libres de residuos.
  4. Verifique el montaje: Si la cerradura o la placa de armadura están flojas, puede provocar que la cerradura se atasque. Apriete los tornillos o accesorios de montaje flojos.
  5. Inspeccionar el cableado y las conexiones: Los cables sueltos o dañados pueden afectar el funcionamiento de la cerradura. Verifique todas las conexiones de cables a la cerradura magnética y al sistema de control de acceso.
  6. Revisar el sistema de control de acceso: Si su cerradura magnética está integrada con un sistema de control de acceso, un mal funcionamiento o un problema de configuración podría hacer que la cerradura se atasque. Verifique que el sistema envíe la señal correcta para liberar el bloqueo magnético. Pruebe la interfaz de usuario del sistema de control de acceso (por ejemplo, lector de tarjetas, teclado, etc.) para asegurarse de que esté funcionando correctamente.
  7. Temperatura y clima: Si la cerradura está al aire libre o en un lugar con temperaturas fluctuantes, los cambios de temperatura o humedad podrían afectar su funcionamiento. Algunas cerraduras magnéticas están diseñadas para uso en exteriores y pueden soportar estas condiciones mejor que otras. Asegúrese de tener el tipo de cerradura adecuado para su entorno.
  8. Magnetismo residual: A veces, después de cortar la energía, queda una pequeña cantidad de magnetismo que hace que la cerradura se atasque. Esto puede deberse al material utilizado en la placa de armadura o a una cerradura defectuosa. Considere reemplazar la placa de armadura o la cerradura si esto continúa siendo un problema.
  9. Obstrucción Mecánica: Asegúrese de que no haya obstrucciones o problemas mecánicos con la puerta, las bisagras o el área circundante que puedan estar causando fricción o fuerza adicional contra la cerradura magnética.

Si siguió estos pasos y aún tiene problemas, podría ser el momento de llamar a un profesional o considerar reemplazar el bloqueo magnético. A veces, los componentes pueden desgastarse o fallar, y reemplazarlos puede ser la solución más eficiente.

El bloqueo magnético no se sostiene.

Si su cerradura magnética no se mantiene como debería, aquí se detallan algunos pasos comunes de solución de problemas para diagnosticar el problema:

  1. Poder insuficiente: Asegúrese de que la cerradura esté recibiendo el voltaje correcto. Una caída de voltaje puede reducir la fuerza magnética. Verifique la fuente de alimentación. Asegúrese de que esté suministrando el voltaje y la corriente requeridos. La fuerza de sujeción de la cerradura es directamente proporcional a su entrada de energía.
  2. Cableado defectuoso: Inspeccione todas las conexiones entre el maglock y la fuente de energía o el sistema de control de acceso. Los cables sueltos o dañados pueden interrumpir la energía. Asegúrese de que el cableado tenga el calibre de distancia y el calibre de consumo de corriente correctos.
  3. Problemas de superficie: Los Maglocks dependen del contacto directo de metal con metal con la placa de armadura (unida a la puerta). Asegúrese de que las superficies de la cerradura magnética y de la placa de la armadura estén limpias y libres de suciedad, pintura, óxido u otros contaminantes. Compruebe si la placa de la armadura está correctamente alineada con el bloqueo magnético. La desalineación puede reducir la fuerza de sujeción.
  4. Obstrucción física: Asegúrese de que nada obstruya el cierre completo de la puerta ni genere un espacio entre la cerradura y la placa de armadura. El espacio entre el maglock y la placa de armadura debe ser lo más mínimo posible para lograr una resistencia de sujeción óptima.
  5. Escombros dentro de la cerradura: Ocasionalmente, los residuos pueden quedar atrapados dentro del mecanismo de bloqueo magnético. Esto es poco común pero puede reducir la fuerza de sujeción. Es posible que sea necesario desmontar la cerradura para limpiarla.
  6. Úsese y tírese: Con el tiempo, los componentes internos del maglock pueden desgastarse o dañarse, reduciendo su fuerza de sujeción. Si la cerradura es vieja, considere reemplazarla.
  7. Modelo incorrecto: Los Maglocks vienen en varias fuerzas de sujeción, generalmente medidas en libras. Asegúrese de que la cerradura magnética que ha instalado sea adecuada para la aplicación y el peso y tamaño de la puerta.

¿Cómo restablecer la cerradura magnética de la puerta?

¿Cómo mantener una cerradura magnética?

Restablecer una cerradura de puerta magnética, o cerradura magnética, generalmente implica restablecer el sistema de control en lugar de la cerradura en sí, ya que la cerradura magnética es esencialmente una bobina electromagnética que está encendida (bloqueada) o no encendida (desbloqueada). Estos son los pasos generales para restablecer una cerradura de puerta magnética:

  1. Ciclo de potencia:
    • Localice la fuente de alimentación del maglock.
    • Desconecte o apague la fuente de alimentación por un minuto.
    • Vuelva a conectar o encienda la fuente de alimentación.

    Este proceso puede ayudar a solucionar fallos electrónicos menores que pueden impedir que la cerradura funcione correctamente.

  2. Sistema de control de acceso: Si el maglock está integrado con un sistema de control de acceso, es posible que deba restablecer el sistema. Siga las instrucciones del fabricante para restablecer el sistema de control de acceso, lo que a menudo implica presionar una combinación específica de botones o acceder a una interfaz de software.
  3. Verifique las conexiones: Asegúrese de que todas las conexiones de cableado entre la cerradura y el sistema de control estén seguras. Las conexiones sueltas o corroídas pueden provocar un mal funcionamiento de la cerradura.
  4. Accionamiento manual: Utilice el botón de anulación manual o el interruptor de llave (si está disponible) para liberar el bloqueo. Si la cerradura se abre mediante anulación manual pero no por medios habituales, el problema puede estar en el sistema de control de acceso o en el cableado.
  5. Revisar la configuración del sistema: Si el bloqueo magnético tiene un retraso, asegúrese de que esté configurado correctamente. Si se ha activado una función de retardo de tiempo, es posible que el bloqueo no se libere inmediatamente. Si el sistema tiene configuraciones configurables por el usuario, asegúrese de que estén configuradas correctamente de acuerdo con sus requisitos.

¿Cómo arreglar un sistema de bloqueo magnético?

Si el sistema de bloqueo magnético de su puerta no funciona correctamente, siga estos pasos para solucionarlo:

Cómo arreglar un sistema de bloqueo magnético 1

  • Una vez que haya retirado la cubierta, localice la fuente de alimentación de 12 voltios que alimenta el sistema de bloqueo. La fuente de alimentación generalmente se encuentra cerca de la parte superior del cuerpo de la cerradura.

Cómo arreglar un sistema de bloqueo magnético 2

  • Corta los cables que van a la fuente de alimentación de 12 voltios con un alicate y luego retíralos de sus terminales con unos alicates de punta fina (u otra herramienta). ¡No toque ninguna pieza de metal mientras hace esto! Asegúrese de dejar suficiente cable para conectar la nueva fuente de alimentación más tarde.
  • Conecte la nueva fuente de alimentación al sistema de cierre magnético de la puerta, asegurándose de conectar los cables a los terminales correctos. Siga cuidadosamente las instrucciones del fabricante para evitar dañar el sistema de bloqueo.

Cómo arreglar un sistema de bloqueo magnético 3

  • Vuelva a colocar la cubierta sobre el sistema de bloqueo de la puerta, luego vuelva a colocarla en la pared o el marco de la puerta con tornillos. Pruébalo para asegurarte de que todo funciona como debería.

Si no está seguro de cómo reparar el sistema de bloqueo o si el problema persiste, considere consultar con ACS Lock para obtener ayuda.

Conclusión

Al implementar los consejos y sugerencias de esta guía, los usuarios pueden mantener sus cerraduras magnéticas para puertas en las mejores condiciones, lo que garantiza una seguridad y un rendimiento óptimos durante años. Si tiene alguna pregunta, por favor no dude en ponerse en contacto Cerraduras ShineACS!

Comparte este artículo:

sobre el autor

  • Vicente Zhu

    Vincent Zhu tiene 10 años de experiencia en sistemas de cerraduras inteligentes y se especializa en ofrecer sistemas de cerraduras para puertas de hoteles y soluciones de sistemas de cerraduras para puertas de casas desde el diseño, la configuración, la instalación y la resolución de problemas. Ya sea que desee instalar una cerradura de puerta sin llave RFID para su hotel, una cerradura de puerta con teclado sin llave para la puerta de su casa, o si tiene otras preguntas y solicitudes de solución de problemas sobre cerraduras de puertas inteligentes, no dude en ponerse en contacto conmigo en cualquier momento.

Otros artículos recomendados